La operación fiduciaria es la operación jurídica por la cual uno o más fiduciantes transfieren derechos reales, derechos a reclamar, garantías u otros derechos de propiedad o un conjunto de tales derechos, presentes o futuros, a uno o varios fiduciarios que los administran con un propósito determinado, en beneficio de uno o más beneficiarios.

Para este tipo de operación es necesario celebrar una escritura notarial y el registro ante las autoridades fiscales habilitadas, así como en el Archivo Electrónico de Garantías Reales Mobiliarias o en el Registro de la Propiedad.

La operación fiduciaria se utiliza para diferentes propósitos: para gestionar los fondos de pensiones y seguros, administrar la herencia, proteger a las personas incapaces de administrar sus bienes.

Por lo general, la operación fiduciaria implica:

[list style=”red-bullet”]

  • al fiduciante – cualquier persona o entidad
  • al fiduciario – sociedades de inversión, de seguros y reaseguros, notarios públicos y abogados
  • al beneficiario – la tercera persona (es posible que el fiduciario o el fiduciante sea el beneficiario)

[/list]

La operación fiduciaria está determinada por las partes mediante contrato o por ley.

Para más detalles, póngase en contacto con ABOGADOS NARTEA & PARTNERS por teléfono, correo electrónico o rellenando el formulario en línea.

Nartea - 2020